Incidentes con armas de fuego van en aumento en EE.UU

Un estudio publicado por JAMA Network Open muestra que los incidentes con arma de fuego en los Estados Unidos (EE.UU.) han aumentado desde el inicio de la pandemia de la Covid-19.

Se analizaron los números nacionales de decesos por armas de fuego y las tasas de mortalidad por cada 100.000 personas año tras año, desde 1991 hasta la fecha, además se calcularon las tendencias a lo largo del tiempo, así como la influencia etnográfica, el color de la piel, entre otros.

En el periodo analizado hubo 1.110.421 muertes por disparos de armas de fuego en los Estados Unidos y se experimenta un incremento constante que entre 2019-2021, lapso donde se ha registrado un alza del 20 por ciento. El año 2021 fue el que más muertes se registró.

Según el profesor de la escuela de Medicina de Harvard, Eric Fleegler, el aumento de decesos por disparos durante la pandemia se atribuye, sobre todo, a los graves problemas económicos, crisis de salud mental y el alza en la compraventa de armas.

De esta misma forma, las tasas de muertes por homicidio entre hombres negros no hispanos es de 141.8 por cada 100.000 habitantes, lo que representa una diferencia abismal entre estos y los hombres blancos no hispanos que es de 6.3 por cada 100.000 habitantes y hombres hispanos (22.8 por cada 100.000 personas).

El estudio arrojó además que los hombres blancos no hispanos con edades entre los 80 y los 84 años son más propensos al suicidio con una tasa de 45.2 decesos por 100.000 habitantes.

Entre las mujeres, han aumentado notablemente su tasa de muerte por armas de fuego, sobre todo por suicidios (en mujeres negras no hispanas se ha triplicado desde 2010), sin embargo, sus tasas son muy inferiores a las de los hombres.

Geográficamente, las muertes por armas de fuego comenzaron a aumentar por la región oeste del país, para luego extenderse al sur y las tasas de suicidios se han elevado sobre todo en la parte sur de la nación norteña.

El estudio fue realizado por investigadores de la Universidad de Emory y el Hospital Infantil de Boston y utiliza datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Fuente

Esta entrada fue publicada en Social. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.